18/12/2009


II

Abro la puerta del cuarto, no hay ni una brizna de luz. Mi respiración entra primero, se adueña del eco de esta habitación tan alta, (tendríamos que subirnos hasta el último peldaño de una escalera para cambiar un foco). Siento tus manos, pero no se de donde vienen, tu boca esta desbaratandome el cuello. Caigo. Ya puedo ver el reflejo en el vidrio de la tele, el piso es frío, quitamos la lap con prisa para no aplastarla, con cuidado para que no se caiga. ¿Qué secretos encontraré esta vez en está cama ajena?

.............................................................

Necesito citarte pero no puedo entrar a tu blog.

.............................................................

miercoles 7 de enero del 2009

Mi clochard favorita, a las puertas de la catedral, remienda una tela negra. La mañana esta fresca, me siento en un banca de piedra y mientras el sol calienta mis piernas un benson calienta mi corazón, me va alegrando más y más en cada fumada, se me quitan los pensamientos cripticos, (asi se amanece cuando se duerme mal y poco). Mi casa esta llena, es imposible dar dos pasos tranquilamente y mañana estará peor, y pasado y etc. Los contornos parientes me esperan, pero necesitaba un lugar "tranquilo", escribir un poco, y un café aunque no tan decente. Por cierto ya está frío.

.........................................................................
Necesito citarte pero no puedo entrar a tu blog.

.........................................................................

Escribo como alguien hace macrame, o teje, o engaña a su marido, o le da de comer a los patos de la laguna. Si, por terapia. Pienso eso mientras el benson me quema los dedos, a todo mundo le pasa eso, pienso. Veo un largo cilindro de ceniza, a punto de caer, de apagarse en mi pantalón. Pienso que algunas vidas cuelgan así por años antes de decirdirse por alguna piedra donde pulverizarse. Pienso que hace frío. Pienso que quiero escribir, pero las palabras se des ha cen mientras camino, mientras llego algún lugar donde conectar la computadora. Sé que vas a molestarte si escribo y publico que fumé. Aun así lo hago. Quisiera no dar explicaciones de porque escribo lo que escribo, pero sé que terminaré dandolas. Y pienso que tal vez escribir no es tan inofensivo como hacer macrame o tejer o engañar al marido o darle de comer a los patos en la laguna. Las letras, aun por terapia tiene algo de incendiario. Pienso. Pienso que pensar es más rico que escribir, que debería tener un enchufe de la cabeza al teclado, pienso que sería todo menos inocuo aún, pienso que la mitad de las personas que conozco me dejarían de hablar, pienso que total ya hablo demasiado poco. Pienso que quiero un café y veo en la Madero un Vips, pienso que será malo y tendré que comprar algo más si no me veran feo las meseras. Pienso que no importa porque el frío me esta helando el trasero. Pienso que si tú estuvieras aquí sería más fácil no sentir el frío.

.......................................................

Necesito citarte pero tu blog no me deja entrar, pusiste una restricción y se me hace completamente injusto.

...................................................
Al salir, los conserjes del hotel se callan abruptamente, cuando estamos en la puerta sueltan risitas ahogadas. Taladramos la pared y qué. El edificio es viejo y fuerte, no le pasará nada. Salimos de la mano, esta ciudad es como un gran pueblo indigena. Llegamos al zócalo, es final de septiembre, y aún están los adornos de las fiestas patrias, me da miedo pensar en ellas. Me da miedo pensar en la polvora incrustada. Vamos al mercado y pedimos tlayudas. Nunca en mi vida había comido algo más grande... Comido no.

.................................................

Te estoy extrañando como bala.
como bala atravezada en el gañote, como si fuera del grosor de un alfiler, como si se pudiera atorar entre los huesos del pescuezo, interrumpir la saliva, coagular la sangre, engarruñar el grito hasta volverlo gemido y estertor inaudible...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

no caigas de la escalera, no caigas tan alto, no te mates aun, no te mueras, no dejes que un sol de hielo dé sus notas lugubres, espera, que los amores civilizados tardan alguna que otra decada en adaptar las raices. pero al fin prende el injerto. Por que el amor es como una manzana de invernadero, es menester morderla aunque cueste el paraiso.

Conciencia Personal dijo...

Felicidades por tus letras, por compartir, mis mejores deseos para el 2010.

abrazos, Monique.

Amorexia. dijo...

y no se supone que todo esto nos acercaba? oh si, pero no nos abre las puertas, para alejarse solo hay que cerrar los ojos.

Ya el desgastado 2009 necesitaba relevo, que este 2010 sirva para algo mas que cambiar el calendario.

Saludos a deshora.

Nobody Dotcom dijo...

ya te dieron acceso al blog?

Horacio Fioriello dijo...

Feliz 2010 Debora, Sra.