03/12/2009


INTRODUCCIÓN

miércoles, mayo 21, 2008

"¿Has visto un gato bajo la lluvia esperando una llamada o una cita que ya nunca fue?" Nostàlgico Anònimo

Los gatos son muy tercos. Nunca he visto un gato bajo la lluvia esperano nada pero si los he visto insistir vez tras vez para guarecerse de la lluvia, acechando una puerta, ventana, hueco.

Hagamos un duelo, un funeral como el de la mamà del extrangero, tomemos cafè con leche, vayamos al cine y hagamos el amor. Los muertos son pisados por la belleza, y el tiempo, las promesas no dichas, el rencor, los inmortalizan tanto que terminan por ser casi dioses, y los dioses se olvidan. Los gatos eran divinos en Egipto, pero han sobrevivido.

Siempre desee no esperar nada, y no lo hago. Por eso es que el futuro se bambolea como puente de palitos, por eso es que preferirìa caer al rìo y que de este no se pueda salir; pero los gatos rara vez caen y si lo hacen caen parados, estan condenados a su destino, no pueden morir.

Mi gata se ahorco ante la làstima, ya no podìa esperar nada mas, era vieja, estaba coja, su olfato no servìa, ¿para que querìa ella la misericordia de una venda atando su pata? Para ahorcarse y asi lo hizo. No le llorè, su maldiciòn me persigue.

.

.

.

.

Hoy sólo debo iniciar. Hablaré de un hombre joven que pasa su tiempo en la soledad. Esta terminando su maestría, su salud no es perfecta, a veces la nostalgia lo obliga a doblarse.

Hace más o menos un mes que no ve a su amante y no le importa. No la extraña, no la necesita. Puede vivir sin sexo. Pasa horas buscando algo. Llega del trabajo, come, duerme, juega con sus perras y entra a internet. Ahi está hasta la madrugada.

Hablaré de una mujer...

Pero no me gustan los inicios desde el principio. No me gusta la narración cronológica. No me gustan los dialogos. No me gusta usar nombres.


Tengo problemas.


Puedo decir que el hombre tiene ojos dulces. Puedo también decir que sus cejas son las mejores actrices de su rostro, los matices de sus personajes van desde una ternura imposible hasta la dureza más férrea. Su voz, es cálida, pocas veces levanta la voz pero siempre se hace oir, nunca le tiembla; ni la voz, ni las manos. No es alto, es moreno, robusto. Es amable, inteligente, incluso brillante, no se mete en problemas ni tampoco los crea, es prudente y le gusta hacer planes. Energico, disciplinado...


Por hoy es todo.

5 comentarios:

Horacio Fioriello dijo...

y que agregar... que cuando se quiere tanto deberian abolir los funerales, a riezgo de que nos condenen por insensibles,uno,(dos o todos) deberia escaparse a la conmocion de la muerte, a la paralisis que produce descubrirse en el final de los finales, vulnerablemente, acorraladamente, desesperadamente libres.
Me quedo con esa dulce definicion de la eutanacia,

"¿para que querìa ella la misericordia de una venda atando su pata?"...

No me llores si pierdo el olfato.

Sra, su prosa cada dia mas noble.

Saludos

LUMPENPO dijo...

Vamos hilvanando ideas o asombros, simples momentos para que los gatos salten, siempre caen parados. Hacer el amor, mientras maullan los gatos. La gata tenía prisa de vivir, siete vidas tienen los felinos. Hombre solo de soledad donde rondan solitarios gatos. Una mujer en el principio se dibuja sin palabras, dice de un hombre y la cronología se pierde, tal vez mañana los nombres lleguen en silencio como los gatos llegan...

BEATRIZ dijo...

Susana..no entendí mucho hoy, pero es cosa mía, ando en pensares y poco pensante mujer,
Sólo sentí que alguien está fragmentandose ¿será el pasado? ¿será la vida del gato condenado a sus siete vidas?¿será que la mujer no se define y sólo se insinua? ó...¿será que la mujer escucha más de la cuenta?.
Muy rico.

Nobody Dotcom dijo...

el gato es feliz porque se sabe solo, se sabe amante, se sabe nocturno, se sabe feliz... sobre tu ilusión respecto a un hombre, disfrútala, pero no olvides que el gato es feliz por su soledad, no por su condición "humana".

'M back!

dèbora hadaza dijo...

Horacio: cuando se quiere tanto pensar en la muerte es un gran desperdicio de tiempo, saludos y gracias.

Lumpenpo: Los nombres... a veces creo que son lo menos importante, como diría Julieta, "que es un nombre, no es la mano o el rostro de un hombre"; a veces pienso que de tanto escuchar tu nombre te define, te hace ser de tal manera, que no funcionarías igual, no reaccionarias igual si te llamaras con otro nombre.

Beatriz alías Susana:
Es la vida, es el presente y el pasado, es todo. Te quiero

Nobody:
es lo interesante de escribir y de vivir: no todo es ilusión. saludos