12/07/2010



Débora Hadaza estos serán tus mandamientos sobre las cosas insignificantes que seguirás día a día.

1. Siempre apostarás por tí, aunque las estadisticas no estén a tu favor.

2. Siempre apostarás por las causas perdidas. No dejarás sólo lo que ya de por sí está perdido.

3. Defenderás a cada uno de tus personajes como si fueras tú misma. No importa que esos personajes antagonicen. Defenderás su causa hasta al final, del más bueno y del más malo por igual. Tú sabes que ningún bueno es tan bueno, y que ningún malo es tán malo. Tú lo sabes porque no eres ni lo uno ni lo otro.

4. No existe la inspiración. no existe. Repito: no existe la inspiración. No existe ni aunque exista, entonces no te atendrás a la esperaza, no huevona, buscarás como perro hasta encontrar lo preciso para escribir o componer.

5. Te pondrás en marcha. Caminarás al menos 30 minutos diaríos alternando cada día entre el norte, sur, este, oeste. No repetirás el trayecto, regresarás por distinto camino al que tomes en la ida.

6. Tomarás sólo una taza de café al día, díario la tomarás pero será una sóla.

7. Cada día de tu vida, tomarás al menos una fotografía con tu celular, no puedes seguir perdiendo el asombro, no debes desperdiciar imágenes como papel higienico.

8. Mantendrás tu casa y cabeza limpias, además de tu trasero y el agua de tus tortugas.

9. Escribirás cada día algo, por insignificante que sea, tienes que entender que de tanto soplar un burro pudo tocar alguna vez la flauta.

10. Si no puedes escribir algo que valga la pena, lee mucho; si no compones nada que valga la pena escucha antentamente. No dejes de leer díario, no dejes de escuchar todo. No desprecies las letras ajenas, no desprecies ningún sonido, ningún ruído. Lee, escucha, hasta el fin de tus días.

11. Ya que tienes dos sombreros ten la decencia de usar uno al día sin pensar en como te ve la gente, carajo.

12. Maquillate poco, y piensa más.

3 comentarios:

Sibila.S dijo...

Bravísimo!!!!!

No, no se debe perder el asombro y aunque lo recen todos los manuales no hay que dejar de repetirlo: disciplina y trabajo. Sí Deb, no hay inspiración aunque exista.

Besos

the lines on my face dijo...

jajaja, debería de hacer algo así con mi vida también...
pero qué flojera!
abrazos y suerte con tu lista

Anónimo dijo...

Una docena de máximas, de inspiradísimas notas...

saludo atte.