25/03/2011



La vida real no tiene madre ni abuela, sin embargo le pesa todo el pasado. No te gustaría, no te gusta, no te gustara. A veces parece de cuento y es cuando sientes que eres feliz, entonces te gusta, porque sabes que durará poco, porque sabes que es sólo un instante. Porque la vida real no está hecha de instantes sino de infinitas rutinas, desgastadas, aburridas, decepcionantes.

Puedes pensar que sólo es un viaje, puedes fugarte del tiempo como adolescente eterno, puedes usar la puerta trasera, te hará feliz pero estarás sólo; tu familia, tus amigos, tu trabajo, tu escuela, todo estará lejos, en la vida real.

Nadie puede fugarse por siempre, sólo los locos, sólo los vagabundos, sólo los irresponsables, sólo los adictos, sólo los profetas, sólo los suicidas, sólo los idiotas, sólo los que no necesitan al mundo.

Sí, a veces, también los poetas.

2 comentarios:

Horacio Fioriello dijo...

Nadie puede fugarse por siempre, sólo los locos, sólo los vagabundos, sólo los irresponsables, sólo los adictos, sólo los profetas, sólo los suicidas, sólo los idiotas, sólo los que no necesitan al mundo.

me partió la cabeza! me prestas este párrafo como epígrafe?
besos

J. Eliel dijo...

Dios... Cruel realidad... Cruel realidad... Ay prima... Je.