18/06/2013



Me gustaría tener una buena frase para empezar.

Tenía mucha curiosidad por saber como era su cara. Sólo lo vi en la penumbra de la anestesia, Su silueta, su pequeña cabeza, muy rosa, muy frágil, muy muerto.

Después ya no me atreví a verlo otra vez. Él ya no estaba ahí, lo que un día soñé, lo que sigo amando, lo que esperé y me dio esperanzas entre cada nausea y vomito, no es lo que se hunde en el pequeño frasco.

Es bueno aceptar lo que jamás pasará. No lo cargaré ni lo alimentaré, no me dirá jamás mamá, nunca lo llevaré a la escuela, nunca cuidará a su hermana, nunca.

Pero un día, cuando por fin me liberé de esta tierra, cuando por fin mi cuerpo se empape de ella, veré su rostro, escucharé su voz, y sé que él me reconocerá y yo sabré que valió la pena.

1 comentario:

ZGRL dijo...

Me duele el corazón, me duele el alma y lo que sea que me hace humana. Me duele por ti y todo lo que está sucediendo, me duele porque no hay nada que pueda hacer o decirte que pueda hacerte sentir mejor, otra vez esta maldita impotencia que tanto odio. Lo único que puedo hacer es decirte lo mucho que te quiero y que estoy si tu me necesitas. Te quiero mucho amiga, se que no es suficiente, ojalá pudiera decirte más pero a veces es mejor tragarse las palabras que de nada te consolarán, te quiero, mucho y me duele, muchísimo.