22/05/2007


CIRCULOS



En la pizzeria con los codos en la mesa, chupando el popote más que a la cocacola, oliendo el queso, con la mirada fija en el seco vacío, transcurre un siglo entre mordida y mordida... él la mira.


Con los codos en la mesa, tragándose las lágrimas que sí son obedientes, comer sólo por inercia porque no hay más hambre que sed y dolor... ella lo mira, pero es difícil; hay un diluvio que no permite ver, una neblina de incredulidad ante esa imagen fría, muerta y distante. "Esto es sólo un espejismo" piensa.


En sus ojos, destellos de relampago cuentan imagenes, cada flash lo atraviesa como navaja, "yo no soy el culpable de eso" se dice, "yo quisiera serlo" desea.


Beber el recuerdo a veces es igual a envenenarse, otras es un lavado de estomago. Ella le vomita todo el odio acumulado al homonimo de enfrente, lo mira atravesándolo, descargando sobre él la decepción, pasión en ecupitajos, residuos de amor amargo... Él es él y su nombre, él sólo tiene el nombre y el mismo lugar en la mesa, él es el otro que se presenta con su nombre y que se oculta en la historia. Pero es transparente, ella no lo ve.


No tenia hambre. Él quisiera darsela; ver como se desbarata en palabras y ojos de lluvia es como colgarle alambres en la piel. ¿Qué se le dice a la niña que le llora a un muerto? peor aún ¿qué le puede decir el muerto a la niña? Ella lo mira como para sacarlo de la tumba, pero los ojos no resucitan a nadie. Él la reconoce desde adentro pero sus ojos no pueden matarla.


Un golpe en la mesa. Ella levanta la cara, y con ojos mas secos que el vaso de cocacola lo golpea. "Yo no soy culpable de esto" dice su homonimo. "No, no lo eres, pero me gustaría que lo fueras, eres más guapo" ella le sonríe, y comienza una nueva historia igual a la primera, en el mismo lugar donde la otra terminó, con los mismos olores, y las mismas amenazas, pero se asegura que no será ella quien llore, beba y muerda lágrimas esta vez.


Ningún recuerdo resucita a nadie, ningún retorno es real, ¿o si?




18 comentarios:

Amorexia dijo...

Es mejor no volver. aunque te duela el alma, como me duele hoy a mi. Saludos, gracias por tus amorexias.

Pierrot dijo...

Débora:

Luego de asegurarme de no estar cruzando dos veces en el mismo rio, solo puedo decir- como cierto buen filosofo decía- que la historia es algo que sucede siempre dos veces y hasta a veces otras tantas más.

Saludos desde Lima

deborahadaza dijo...

Un abrazo amorexia de bienvenida, otro para q duela menos, y otro para q me siga visitando.

Pierre: nadie se mete al mismo rio dos veces, segun eso dicen... pero igual caemos en un eterno retorno.

txanba dijo...

en un eterno retorno y no volvemos al mismo rio...

altamira dijo...

Como estamos hoy...! ¿he?...
otro texto que atrapa, filmico...puede verse al leerlo hasta lo que el personaje piensa...
su hijo es de otro, aunque el quisiera que fuera propio... terrible desengaño

besos Devory, gracias por este desayuno, rico,rico

Athan dijo...

No todo regreso es simple, y ni uno se parece más, o menos, a otro. Desafortunado o renovado, volver carece de todo destino, se define por la acción a lo que uno esté dispuesto, o no.
Como diría yo a lo típicamente mexicano...: shalesss, y ahora qué hago? Jaja!
Así que vienes a San Luis eh?... Que bien!
Saludos.

deborahadaza dijo...

txanba... pues sí!

Altamira no entendí lo del hijo, pero igual que bueno q te gustó el desayuno. un abrazo

Athan cierto ningúun retorno es simple, y caminar "en circulos" mas bien es como los "animalitos" de Esher, medio laberintico aunque no salgas del terreno circunscrito por la circunferencia... y shales!! jaja. Cuidate, y si creo q si voy a San Luis gracias por recordarme que me tengo que inscribir, jeje. Abrazos

Desde un laberinto dijo...

Débora:
Como siempre diste en la tecla, en tus textos hay algo de saber popular, yo estoy envenenado de recuerdos, bebí demasiado de ellos, hoy pago el castigo con la agonía constante. la historia es cíclica, ya volveré a beber de esos venenos creyendo que encontré algún remedio. Los recuerdos no están hechos para resucitar, sino todo lo contrario, para matar. "He de llorarme tanto...Y aquel amor que vino con la lluvia, se me irá de la vida, con el llanto." (de Julia Prilutzky Farny)

deborahadaza dijo...

"He de llorarme tanto...Y aquel amor que vino con la lluvia, se me irá de la vida, con el llanto." (de Julia Prilutzky Farny)


Emanuel chida cita! como siempre es un honor tu visita, un abrazo

Hiberion dijo...

Hay veces que las historias se nos repiten una y otra vez como un Karma, la idea es desvincularse, pero no siempre se consigue ese propósito...

deborahadaza dijo...

hiberion... pues creo que a veces uno se enamora de los circulos, eso es enfermo, pero sucede. un abrazo.

Clarice Baricco dijo...

Estoy pensando en lo que escribes, de como nos envenenamos en los recuerdos.
Necesitamos dejar de ser masoquistas.

Abrazos chica....

PD. Es un poema completo de Sabines. No es collage.

Beso

deborahadaza dijo...

clarice sorry por lo de Sabines, y si debemos dejar de ser masoquistas, pero ¿que seriamos sin nuestros recuerdos? ¿a donde iriamos sin ellos? de alguna manera nos definen tanto a nosotros como a nuestro rumbo, nos cambian, nos alertan, nos enseñan, no siempre nos atan, no siempre nos liberan, al fin y al cabo los recuerdos son los que dan testimonio de nuestra existencia, las huellas de los dientes de la vida, las señas en nuestro mundo de sordos...

un abrazo

María Inés dijo...

Ningún retorno es real, es una fantasía del alma y si se retorna no es el mismo.
Maravillosa pluma tienes, eres puro talento mujer.
Me encaja el estilo y la temática.
Besos

LAMAGAHOY dijo...

Discrepo contigo Débora.
El retorno siempre es real... lo que ocurre en cambio es que, nunca se vuelve al mismo sitio.

Lo que el tiempo destruye siempre, es el punto de partida y, nos queda la fantasía !!

deborahadaza dijo...

vMaria Ines gracias por tus palabras un gran abrazo.

Victor: tienes toda la razón por eso no afirmo sino pregunto, todos los retornos son reales pero a la vez no son identicos, y si nos aferramos a la fantasia para regresar lo mas parecido y sublime posible

MentesSueltas dijo...

Quería dejar un fuerte abrazo, que dure toda la semana...

MentesSueltas, Buenos Aires.

Msky dijo...

Alguna vez has tenido esa sensación en donde lees algo de alguien más y parece que fue escrito para ti? Por algún motivo extraño "Círculos" me provocó exactamente la misma sensación mezclada entre nostalgia y resignación que me ahogaba cuando escribí "Ingenuos vivos y muertos". Te dejo aquí el link por si te interesa:

http://nodeestesiglo.blogspot.com/2007/05/ingenuos-vivos-y-muertos.html