27 jul 2007



EL HOMBRE SIN ROSTRO III
"En la actualidad, la humanidad es más sana que antes; sólo están enfermos unos pocos. Estos pocos, sin embargo, tiranizan al obrero, que está tan sano que no puede inventar ornamento alguno. Le obligan a realizar, en diversos materiales, los orna­mentos inventados por ellos." Ornamento y Crimen. Adolf Loos


Salgo de mi casa al despuntar el alba, trabajaré hasta que se me reviente el morral; el sol, el aire, y el cielo no existen, mas que esta cárcel de asfalto y de sal.


Me confundo en el mundo de tumbos, entre rostros, cuerpos y golpes. Soy uno más que cabecea en el sueño sin dueño de hierro, entre señoras y niños y locos, en este circo que es el pan díario, en este teatro de trajín absurdo.


Trabajo para unos hijos que no conozco, para unos ojos que no tienen llenadera, para unas bocas que tragan y gritan, para unas manos que despedazan y atan...


Llego en la noche arrastrando hasta el bofe, para recibir un bofetada de quejas; una bandeja de errores e iras, una cobija jalada de vieja.


No tengo rostro, no tengo nombre, ni esperanza; no tengo más que vejez y olvido de futuro, soy esto que se arrastra entre los días, las horas extras y los despidos; soy un engrane que se desgasta entre las muelas de esta enorme muerte llamada tercer mundo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

si Deby, puedo derretirme ahora despues de leer tu sin titulo, es que este Sísifo que describes es tan mìo, tan humanamente hoy como en la grecia antigua,te dejo ahora, voy rumbo a seguir reventandome el morro antes que me lleguen las bofetadas, antes que la piedra vuelva a caer cuesta abajo la colina.

Besos
Horacio

D dijo...

Los tres textos me fascinaron. En serio. Verdades complejas, las de la sociedad (zoociedad) actual. Sigue así =]

Pierrot dijo...

En tales cuadros de alienación la sensación que queda es que es la máscara la que habla por el sujeto enterrado en esta. Talvez por eso, tantos pueden ocupar ese lugar sin darse cuenta.

Saludos desde Lima

Athan dijo...

Débora:

Wow, está vez si que me he perdido de una maravilla en el sol de hielo. Mmm que coraje, jaja, pero, en este momento que lo descubro me pondré al margen

Me encano el texto y sus connotaciones. Ese rostro ignoto e inestable con toda una sarta de palabras que lo construyen a lo largo de una vida en lo invisible de los sentimientos de algún otro. Creo que ese otro eres tú, porque lo has hecho con esa humanidad que te caracteriza.

Me ha conmovido, creo que ha sido esa cierta soledad que golpea con mutismo.

Si esta todo recalcado en esas imágenes, y en ese toque que le diste.

Al final de todo, no sé si decir lo que te estoy diciendo es lo correcto, o si sólo debo guardar silencio, intentando encontrarle sentido a cada instante en ese hombre sin rostro que es engrane perdido.

Te mando un abrazo y un beso inmenso, mi prima preferida.

LAMAGAHOY dijo...

Oye, que escribes muyy rico, eras mi hermana, y yo que no lo sabía... ve por más, miramé !.