30/08/2008

CUARTA Y ULTIMA PARTE DE: ERRAR ENTRE LA MUSICA Y LA LITERATURA
.
.
.

Dice Gadamer: [1]“… del mismo modo que la parusía, la presencia absoluta, designaba el modo del ser estético, y la obra de arte es la misma cada vez que se convierte en un presente de este tipo, también el momento absoluto en el que se encuentra el espectador es al mismo tiempo auto-olvido y mediación consigo mismo. Lo que le arranca de todo lo demás le devuelve al mismo tiempo el todo de su ser”.
.
Y otra vez el eco de Gadamer − eco por cierto traducido al español − me entusiasma el intelecto “le devuelve al mismo tiempo el todo de su ser”. Yo creo que la música con o sin letra, al ser en si misma un significado pleno, absoluta, sin verbo discriminador y alienante, es por esencia un “auto-olvido”, su naturaleza abstracta, indómita a historias prefijadas, nos permite sumergirnos en el [2]reverso de la vigilia, en la hiperlucidez que no necesita palabras que le expliquen o definan nada porque ella es una parusía. Si el poema se yergue como camino y fuente, como el viaje y el hogar, si fluye como el manantial de las hormigas, creciendo y transformándose sin dejar de ser el mismo, si sus palabras no son sino pulso y ritmo vital, hasta ser un canto sin verbo, mas conciente y significativo que el llanto de un recién nacido, pero tan universal como esa voz común ¿no será también música? Pero ¿Qué sentido tendrán en él las palabras, no vale más ser solo canto liberado? “[3]¿no saldrían sobrando las palabras?”
.
Pero mientras esté viva no puedo dejar de leer, de escribir, de pensar en palabras. Quizá porque después de cada experiencia absoluta me invade como océano lo fragmentario de mi existencia, quizá porque la comunión no es eterna, porque soy verbo andante, porque tengo que decir que la música aunque plena, es plenamente humana igual que la literatura, y cuando desaparezca el verbo − si es que un día, o en un momento de la eternidad desaparece − se hundirá en el mismo barco la música; la música, la literatura, toda arte junto a todo lo que huela a polvo, a sudor, a sangre, a temporalidad conciente, a ser humano.
.
Por eso [4]“Haced rizoma y no raíz. −[5]Bisbis bisbis − ¡No plantéis jamás! −Ostás ostás fetete − ¡No sembréis, picad! −Ponchos toquetoque sapa −… ¡Haced la línea y jamás el punto! − Tete tete fafa remolino − ¡La velocidad transforma el punto en línea! −Bisbis bisbis − ¡Sed rápidos incluso sin cambiar de lugar! − Guti guti − Línea de suerte, − Ptac − línea de cadera, − Ponchos toconton − línea de fuga. − Ptac − ¡No suscitéis el General en vosotros! − Pete sofo − ¡Haced mapas, − Honk honk honk − no fotos ni dibujos! − Bisbis bisbis − Sed la −Honk honk − pantera − guti guti − rosa y que −Ostás fetete − vuestros a −Ptac − mo −Honk honk −res sean aún −Pete sofo − como la a −Guti guti − vispa y la orq −Bisbis bisbis − uídea, el − Ompi ompi ompi − gato y − Bisbis bisbis − el b − Muni − ab −feta − ui −vosches −no. −muni −”
.
.
Bibliografía
- Paz, O. El arco y la Lira. Fondo de Cultura Económica. México D. F. 1956
- Kant, E. Crítica del Juicio. Editoriales Mexicanos Unidos. México D. F. 2000
- Habacuc 3: 3b-5, y Salmo 29:3-4, 7. Santa Biblia, Vr. Reina Valera, Rv. 1960
- Paz, O. La Estación Violenta. Ed. Planeta. México D. F. 2002
- Deleuze y Guattari. Introducción al Rizoma. Ediciones Coyoacan S.A de C.V. México D.F. 1994
- Gadamer, H.G. La actualidad de lo Bello. Ediciones Paidós. Barcelona. 1991
- Huidobro, V. Altazor. Compañía Ibero Americana de Publicaciones S. A. Madrid. 1931
- Jarque, F. Entrevista a Julio Estrada, EL PAIS 06/05/2006. Fietta Jarque
[1] Hans Georg Gadamer, La actualidad de lo Bello.
[2] Octavio, Paz. El arco y la Lira, p. 38 “El distraido se pregunta ¿qué hay del otro lado de la vigilia y de la razón? La distracción quiere decir atracción por el reverso de este mundo… La pasividad de una zona provoca la actividad de otra y hace posible la victoria de la imaginación frente a las tendencias analíticas, discursivas o razonadoras. En ningún caso desaparece la voluntad creadora”
[3] Octavio Paz. El arco y la lira, p. 36 “Y aquí habría que preguntarse: una vez reconquistada la unidad primordial entre el mundo y el hombre, ¿no saldrían sobrando las palabras? El fin de la enajenación sería también el del lenguaje.
[4] Guillez Deleuze y Félix Guattari. Introducción al Rizoma p.55
[5] Julio Cortazar. 62/Modelo para armar, p.68

8 comentarios:

Hannibal dijo...

"¿Qué sentido tendrán en él las palabras, no vale más ser solo canto liberado? “[3]¿no saldrían sobrando las palabras?”"

Pues sí salen y no salen sobrando. Salen sobrando una vez que se han transformado en canto liberado... en "música". Sin embargo ¿qué nos llevó a eso?... pues las palabras. Las palabras crearon el puente que nos llevó al paraiso, y aunque una vez estando dentro ya no sirven (excepto si deseas salirte), pero no dejan de valer por el simple hecho de que te llevaron al lugar donde estás. Creo que personalmente ya no serían necesarias, pero como género humano definitivamente sí.

"..y cuando desaparezca el verbo − si es que un día, o en un momento de la eternidad desaparece − se hundirá en el mismo barco la música"

Estoy de acuerdo. Es lo que te dije... creo que si la experiencia no se hace verbo, su destino es morir en el ser que la experimentó. No trascenderá jamás.

Te mando besos, pero no de "esos" [pues "esos" son virtuales :P]... más bien te mando besos de "aquellos", que son mas reales que cualquier otra cosa ;).

Con todas sus letras... te ama...

Hannibal.

Horacio Fioriello dijo...

No tengo dudas que si alguna vez un naufragio de aquellos se llevara todo lo valinte de este mundo,un sobreviviente, de a par, por que siempre en todas las novelas los sobrevivientes tienen un romance, digo que con ellos tambien sobrevivirian las ideas, aterradas al principio pero siempre con la necesidad de ser expresadas en todas sus formas, entonces el arte otra vez, por que eso es arte, un medio, un instrumento de comunicacion, de exprecion, como las cuerdas vocales.Tal vez un privilegio tan humano como la risa!
Besosdesos.
Horacio

PARADOXIA dijo...

Nunca las palabras saldran sobrando, ni el silencio que las ilumina. Nunca la musica vale por si misma, ni la literatura, sin el puente y la flor de la palabra. Que es la palabra?...acaso lo mas calido y lo mas fugaz de nuestro ser, es expresado mediante la experiencia del verbo. La experiencia misma es el verbo, ya sea que se exprese mediante la voz, las manos, o mediante los movimientos de todo el cuerpo humano. Pero la musica sin letra, seguira siendo un misterio, un eco del universo que no cabe en las palabras.
El sentido a la palabra es lo que hace humano un texto. Que es lo que humaniza la musica?...quiza tu puedas responder. Dicen que todo lo que hacen los hombres debe considerarse humano, yo tengo mis dudas al respecto.

Me alegra leerte y pensar.

Anónima Nostálgica dijo...

Pues...el puente para manifestar y asir la experiencia,creo humildemente yo- seguirá siendo la palabra, ya sea expresada en la letra o en la voz. (manifestaciones distantias de una realización misma, lenguaje)

Y llego a esa conclusión de la mano a la lectura de tu texto:

"Pero mientras esté viva no puedo dejar de leer, de escribir, de pensar en palabras. Quizá porque después de cada experiencia absoluta me invade como océano lo fragmentario de mi existencia"

El deseo es llegar a la plenitud -no sé si en la experiencia estética eso sea lo sublime- pero volteamos y oh, condición, vemos fragmentos...

Recogemos los fragmentos y los hilamos con palabras, para, claro está, darles coherencia y poder así, sí se quiere, recordar la experiencia.


...ah, hoy hablaron en la clase (módulo Islam) que Alá no tiene atributos, porque cualquier calificativo que se le ponga se le está poniendo desde el punto de vista humano. Y él es posibilidad de todo, menos de ser humano. Así, si se habla de una "misericordia" nuestro referente es la misericordia humana. Si se habla de que él es "justo" nuestro referente de justicia es humano, por tanto, Alá no puede ser calificado desde nuestra condición.

La música, aunque plena, es humana... y sus calificativos, también y de maneras precisas, son humanos...

Y terminamos calificando por medio de palabras; aunque sea para decir que la música es inefable.


Abrazos grandes Deb!!!!

galatea dijo...

entre la música y la literatura, juntas!... qué más?
Te invito a la "amadayodiada..." a escuchar un viejo tema.
Galatea.

El Rufián Melancólico dijo...

además de todo lo que se ha dicho, podría imaginar que este ensayo de alguna manera reflejará tu deseo de participar de las dos disciplinas, la de la música y la de las letras. Y que tu debate intelectual es al mismo tiempo el debate creativo que tienes cuando privilegias una actividad u otra. Pero lejos de parecerme un motivo de angustia o escisión, preferiría imaginarlo como actividades complementarias. Y que también, los tiempos te irán dando el tono que te hará dedicarte de tiempo en tiempo a una y otra cosa. De pronto imagino que lo musical puede ser más interesante (más tendiente a innovar?) pero porque ya sabes, le intelijo poco a eso. Ojalá nos encontremos pronto y charlemos. Saludos, Hadaza.

Alf. dijo...

Pues yo algunas veces creo que me gustaria despoblar mi cerebro de cualquier forma de lenguaje.

dèbora hadaza dijo...

Hola a todos:

Me tarde mucho en contestar sus comentarios porque la verdad no se que contestarles, estoy de acuerdo con casi todos, y con los que no estoy de acuerdo es dificil contestar porque es muy inteligente su argumento y por el momento no tengo manera de rebatirlo, ademas cada vez me urge mas tenerlos a todos a la vista porque creo que tendrìamos una deliciosa discucion, una discucion interesante y apasionada, de esas que hacen historia y refuerzan los lazos...

sin embargo me conformo por el momento con mandarles abrazos y mi mas sincero agradecimiento, y decirles que es un placer leer sus interesantes comentarios.