29/02/2008


INTRODUCCIÓN A LOS PRESAGIOS FUNESTOS
"¡Ah, en otro tiempo yo fui!... ¡Vulnerado de muerte está mi corazón! ¡Cuál si estuviera sumergido en chile, mucho se angustia, mucho arde"! Moctezuma, Vision de los vencidos.

.
.
Cual si estuviera sumergido en chile
deshollado,
con cortes finos,
ahujerado de trinches punzantes
dejado caer en el saltar amenazante de las burbujas hambrientas y negras
Sumergido en chile
arrancado para hacer arder
desarraigado para hacer llorar y enrojecer los ojos
desterrado para abrazar la garganta con la ira salida de su alma
desenterrado para incendiar el estomago como los malos augurios de las ardientes pesadillas
En chile
abierto ya sin desvenar
aderezado ya con ajo picante
moliéndose ya en el cruel metate de piedra porosa
sufriente y entregado como el dolor de los infiernos danzantes.

Cual si estuviera sumergido en chile está mi corazón
quemándose sin consumirse
cociéndose sin estar muerto
preparándose para tu hambre
cocinándose para tus dientes
a punto de ser tu asfixia
venganza deliciosa
victima que se sirve entera
para arrancar el aliento y dar
una muerte pequeña y terrible
como un infierno condensado
como una eternidad de fuego
como una eternidad efímera.