13/11/2008

SERIE DE PRESAGIOS FUNESTOS
.

Cuarto presagio funesto: Cuando había aún Sol, cayó un fuego. En tres partes dividido: salió de donde el Sol se mete: iba derecho viendo a donde sale el Sol: como si fuera brasa, iba cayendo en lluvia de chispas. Larga se tendió su cauda; lejos llegó su cola. Y cuando visto fue, hubo gran alboroto: como si estuvieran tocando cascabeles.

.
Quinto presagio funesto: Hirvió el agua: el viento la hizo alborotarse hirviendo. Como si hirviera en furia, como si en pedazos se rompiera al revolverse. Fue su impulso muy lejos, se levanto muy alto. Llegó a los fundamentos de las casas: y derruidas las casas, se anegaron en agua. Eso fue en la laguna que está junto a nosotros.

..........................................................................................................................................................................

¿Qué estamos haciendo risa de mis ojos? ¿qué hacemos con esta conciencia azorada tan parecida a la estupidez y a la locura? Se nos caen los aviones encima pero tú y yo seguimos sonriendo, los trozos de tantas carnes llueven, se recogen los huesos como estiercol, los sueños, las vidas como colillas de cigarro, como noticias viejas, como el asiento del café en oficina, como una hoja más de árbol seco en el otoño de Reforma; pero tú y yo llenamos el espacio de cartas y reclamos de amor. Todos los ataudes del país no alcanzan para enterrarnos, para esa azafata de la que nadie publico el nombre, para esa mujer o ese hombre, o esos dos que caminando de la mano, o discutiendo, o besandose encontraron su destino. Pero tu y yo ¿que haciamos imitando el caer de los astros, calcinando nuestros dientes entre los ojos lejanos, en ese cuarto a la orilla del mundo?

Todo está hirviendo, ¿lo ves? Mis ojos no saben como apagar el fulgor del espanto, te juro mi risa que esa granada me estalla cada mañana en el craneo, te juro que no puedo caminar entre mucha gente sin revisar si todavía tengo piernas, que si escuho cohetes tiemblo desde la medula, que escucho ambulancias y creo que llevan a mis padres, a mis amigos, que se llevan mi vida, mis platicas absurdas y divertidas, y las noches locas con mis amigas, y las caminatas después de los conciertos, y los cafés con sabor a charlas eternas. Amor cierra mis ojos y apaga el fuego con tus labios, y no importa si esto es cursi, y no me interesa porque necesito mas dulzura que vida para seguir viviendo, para seguir caminando y escuchar música en salas llenas, y tomar café en los portales y platicar a gritos y carcajadas con mis amigas, y rebelarme al miedo y rebelarme a la muerte aunque me mate...

Las noticias, -no las de la tele, esa ya no quiero verla, su esperanza de chicle sin azucar me da asco, sus metiras ya son un cadaver de ocho dias- mis amigos me dan noticias, es como si alguien hubiera sembrado maldad y sus frutos invadieran las carreteras, las colonias, unidades habitacionales, como si en los cruceros sólo pudieran cosecharse abusos y asaltos, como si los niños vacios, sin ojos ni riñones, fueran las canastas para transportalos; como si se necesitaran miles de cuerpos, de hombres y mujeres cargando muerte, para vender matanza, para ganar muertos. Pero el mundo cambia si dos se besan, amar es combatir, en tus labios se esconde mi rebeldia, en tu cuerpo sepulte las armas, tu sexo es mi trinchera, y tú serás mi tumba porque sólo en tí acepto explotar.

Mi risa, cuando el país se caiga en pedazos que Dios nos encuentre con sabor a polvora en el alma, que nuestras piernas tallandose sean la chispa, que nuestras carnes alimenten el nuevo sol; que nos caiga el mundo encima amor, pero que nos sepulte juntos, que los gusanos a besos nos coman y que nos les sepamos a miedo, que el sabor a semen y saliva pudra a la muerte, que aunque seamos polvo estemos tan enamorados que olamos a vida...

..........................................................................................................................................................................

Sexto presagio funesto: muchas veces se oía: una mujer lloraba; iba gritando por la noche; andaba dando grandes gritos:
-¡Hijitos míos, pues ya tenemos que irnos lejos! Y a veces decía:
-Hijitos míos, ¿a dónde os llevaré?

03/11/2008

Segundo presagio funesto:
.
que sucedió aquí en México: por su propia cuenta se abrasó en llamas, se prendió en fuego: nadie tal vez le puso fuego, sino por su espontánea acción ardió la casa de Huitzilopochtli. ...........................................................................................................................................................................
Aqui estamos.
.
Un poco de inquietud, un poco de desesperanza, un poco de hastio, un poco de deseo...
.
Hartos pero conformes, nada va a cambiar, obvio que nada va a cambiar

............................................................................................................................................................................

porque en el carnaval sombrío que se viene, existirán espacios, no elegantes, sí confortantes, donde acaso reaprenderemos a tomarnos las manos y bailar la Danza de la Muerte, como en esa escena tan tétrica y esperanzadora del buen Bergman.

Rufian Melancolico http://lelrufianmelancolico.blogspot.com/2008/10/la-crisis-me-sienta-bien.html
...........................................................................................................................................................................
.
Quejumbrosos pero complices, amantes del ahora, de este instante, escapamos en pequeños tùneles de vida, entre esos bostezos de los dioses, nos reìmos sin ganas, no hay grandes tragedias, no nos moriremos de hambre, no nosotros...

........................................................................................................................................................................


Ojalá tengas la razón, y la crisis nos traiga actos de bondad y solidaridad. Ojalá estimule la creación literaria y nos permita encontrar a algún Céline perdido por ahí. Yo no soy tan optimista. Creo que presenciaremos algo más crepuscular: conductas ruines, hambre en donde siempre (es decir, en donde no se ve y no nos importa) y que todo será relatado pesimamente por Xavier Velasco y Carlos Fuentes.
comentario al rufian melaconlico de Emilio

..........................................................................................................................................................................
.
coger, amar, reñir, comprar, coger, llevar solicitudes, coger, presentar curriculums, desear, coger, comprar...
.
vamos al cine para ver lo que jamàs haremos, vemos televisiòn, series o novelas para vivir lo que no buscamos, es mas fàcil ver que rasparse la cara; estamos cansados de que nada este bien pero sobre todo de que no importe...

..........................................................................................................................................................................


Pareciera que la apatía es la solución en una tierra donde no pasa nada aunque uno sea optimista, honesto, trabajador y soñador. Apatía ante todo. Quedarse inmóvil porque nada importa en realidad. Si no tienes dinero, como quiera no tendrás para juntar un rescate cuando te secuestren a tu hijo; si te sobra el dinero, como quiera no recuperarás a tu hijo… entonces, ¿para qué hacer algo?, ¿para qué marchar en un país marchito?, ¿para qué vivir dentro de la ley si quienes imponen las leyes viven fuera de ellas y solapan a los delincuentes?, ¿de qué sirve ser un empresario honesto si al rato va a llegar un hampón –de cuello blanco o manos rojas- a imponerte sus condiciones y, si no le entras, va de por medio tu trabajo, tu esfuerzo, tu tranquilidad y tu vida? ¿Para qué hacer algo, díganme? ¿Para qué si quienes tienen el poder de cambiar el rumbo del país han perdido la fe? Guffo caballero http://guffo.blogspot.com/2008/09/el-pas-marchito.html

...........................................................................................................................................................................
.
Quiero ver arder el templo, de sì mismo, sin ayuda.
.
Quiero que arda implacable, que no sirvan nuestra solidaridad ni nuestro miedo
.
Quiero ver que las llamas nos pelen hasta los huesos, que todo se caiga para que se reconstruya
que todo se queme para que no haya retorno.
.
Sin catastrofe no hay redenciòn.

...........................................................................................................................................................................

Te acuerdas de mi lengua sin asomo de avispas?
¿de cuándo tu boca era más beso que palabra?
¿de cuándo la sombra era algoque sólo andaba por el suelo?
¿Te acuerdas del sol nuevecito mojándonos la almohada?
¿de cómo podíamos afirmarnos en silencio?

Anuar Zuñiga http://eccehumo.blogspot.com/2008/10/lost-children.html