13/04/2009


001

Hay una mujer que miente todo el tiempo aunque ama la verdad. Pudiera contemplarla a la pobrecita a los ojos y besarle los parpados, abrazarla llorando mientras la inocente duerme, y seguir llorando toda la vida porque no deja de rasgarla. Algo asi como una lesbiana sadica que no se conforma con sus dedos sino que introduce puntiagudos cuchillos, macanas llenas de clavos, botellas de metal no tallado, en la vagina amada nada más porque no puede parar de lastimarse, porque necesita hacer sufrir para sufrir de veras. Despuecito le limpia las piernas de sangre, su lengua le refresca la piel y le besa hasta el útero y aun sigue llorando, porque es tan falso el cariño como la violecia. Pobrecita la mujer si que sufre mentir, si que ama la verdad, si que ...

2 comentarios:

the lines on my face dijo...

tsss qué denso está eso... me gustó mucho la manera cíclica que usaste... y la descripción de las circunstancias atrabancada... muchos saludos.

. dijo...

este me dolio :(