31/05/2010




Yo no sabía que la luna se estaba alejando de la tierra.

Tengo tantos años haciendo mi tesis, que ahora que estoy a punto de titularme siento más nostalgía que alegría. Decidí mi tema de tesis cuando faltaba más de un año para graduarme, estaba en clase de orquestación, revisabamos Mahler y sus canciones, y entonces el profe dijo que la misma técnica del contorno melódico lo usaba Schoenberg en el Pierrot Lunaire, y yo recordé que ya lo había escuchado y que me encantaba y le dije que quería que ese fuera mi tema de tesis, y el se rió un poco de mí.

En esos años me emocionaba demasiado por las primeras veces que sonaban mis primeras rolas. Pensaba que toda mi vida iba tener un estreno tras otro, que mi vida sería una constante presentación de libros y rolas. Al principio me fue bien, conciertos, becas, pero me fui a Texas y pensé que después de Texas el mundo estaría abierto, que no habría más futuro que no fuera en las selvas o desiertos del mundo, podría prescindir de los conciertos siempre que pudiera salvas unas cuantas vidas. Sí, quería ser misionera.

Soñe demasiado y estaba segura que eso era CREER.

Texas, tan árida para mí y tan fuerte. No la soporté, huí al año, pero nunca volvía mi casa o a mi profesión, no importa cuanto haya intentado volver a componer ni cuanto haya escrito en ese tiempo, jamás volví. Es como si me hubiera atragantado de tierra, de calor, de mal gusto, de prohibiciones, como si el desierto de Texas me siguiera quemando a donde fuera. Como si el desierto no me dejara salir, y siguiera dando vueltas en su inmensidad, creo que fue el mejor tiempo del blog, y el peor de mi vida. Dos años perdida, sedienta, con una fiebre de frustración amargura, de fracaso tras fracaso. Juro que toque todas las puertas que encontré, y que ninguna se abrió.

Ahora ya no sé para que quiero titularme, cuando pienso en el bendito título pienso en mi profe, pienso en mis padres, en mi esposo; pero ¿se puede reconstruir una vocación desde un papel? ¿Se puede recuperar la fe asi? ¿Voy a volver a terminar algo que empiece porque ya soy oficialmente un compositor?

La luna se está alejando de la tierra. Y eso es horrible porque lo más hermoso que vi en Texas, caminando en el seminario totalmente sola, fue una enorme luna saliendo de la tierra como un pequeño y abarcable sol. Nunca he visto una luna más hermosa, la veía por muchos minutos, casi por horas, hasta que mis pies ya no me soportaban.

3 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Espera!! podrás decir lo que quieras...que aquel fue el mejor tiempo del blog y de tus sueños,que no volviste, etc (en parte quizá porque haya sido el cambio más drástico en tu vida)....pero a mi me encanta el ser humano en que te convertiste, sin pretenciones y sin petulancias sobradas, a veces la vida nos va llevando por caminos aparentemente opuestos, haciendonos sentir desinflados, sin fuerza...otros, pero es sólo una confrontación con uno mismo, un reajuste, yo creo que ese es el mejor estado, el que más lejos te lleva a la larga...piensa, pero no dejes de actuar Susanita, escribe, compone...sin parar, aquí te espero.

Mi abrazo.

dèbora hadaza dijo...

Susanita el cambio más drástico de mi vida, este que me llevó al matrimonio me encanta, sólo tengo que retomar un montón de cosas, sobre todo los sueños y la actitud.

un abrazo grande

the lines on my face dijo...

difícil... terminar etapas de vida siempre es difícil, más si las cargaste por un buen tiempo, si las cuidaste, si te acompañaron en momentos de confusión... pero a final de cuentas hay que terminarlas para seguir adelante, para replantear sueños, metas, lo que sea...
un abrazote