24/09/2009


lo que dura un beso. Alberto García Alíx.




LA MUERTA CASADA

I



Cerré la puerta antes de salir. Apagué la lámpara de noche, te cubrí de nuevo.


Tanto tiempo buscando el departamento, y mucho más discutiendo por los muebles. Nunca habiamos discutido tanto.

Entonces para relajarnos volvimos a pelear, tú querías ir al cine y ver a tus superhéroes de la infancia y yo a una exposición de fotografía.

Terminé exigiéndote ir al cine y tú obligándome a entrar al museo.

¿El taxi se detuvo abruptamente?

Antes de entrar me compraste en la papelería de enfrente un café capuccino de maquinita y unos kleenex para limpiarme los mocos. Ya sabes que siempre que me enojo lloro, y siempre que lloro moqueo y siempre terminamos queriendo lo que no queríamos.

¿yo me atravecé sin mirar?

Revisamos cada sala con una atención de colecionistas. Fingida. Pero las fotos eran buenas, y tú me apretabas la mano cuando alguna te gustaba más.

¿tú no me detuviste como siempre?

Besabas mi cabello, apretabas mi cintura, terminamos cachondos y en el museo no había nadie.

¿cómo fué que el carro de atrás siguió avanzando a pesar de todo?


Corrí las cortinas y cerré la puerta.

Te dejo un beso para mañana.

4 comentarios:

Sibila_S dijo...

Me gustó mucho la parte del museo. Hey, creo que me gusta cada vez más como vas escribiendo.

Todo el texto dice algo de la vida.

(porque la vida también la hacen los cafés de maquinita y los kleenex para mocos)
Je, bien, Deb, bastante bien.

BEATRIZ dijo...

Eso de que cuando se discute con alguien siempre termina uno queriendo lo que no quería...mmm, me suena familiar...No de otra lectura, más bien de lo que no se escribe a diario...bueno, casi diario, pero va convirtiendola a una en la muerta.

Te he extrañado amiga ¿me permites el apelativo?

Abrazos

Horacio Fioriello dijo...

niñerias...amo esas peleas que solo conducen a desbordadas reconciliaciones
!!
bravo hay que pelearse mas!

the lines on my face dijo...

:D hace mucho que no pasaba por acá... muy bueno, como siempre