27/11/2009




El sol me dura muy poco.

..................................................................................

Si tuviera que definirla en relación a mí diría que es la mujer más antimadre que existe. Claro que me cuidó, sobre todo al final, pero pudo conservar una cantidad de egoísmo suficiente para ser y vivir en su espacio, para ser diametralmente opuesta en escencia a lo que se requería de ella. Mucho tiempo la juzgué de insensible, dura, ausente. Hoy le agradezco demasiado...

.................................................................................

El día empieza cuando escucho que llegas.


Sabes?... es realmente una lástima que en tu blog solo se muestra la parte "desgraciada" de nuestra vida. Las cosas buenas (que no son tan pocas como parecería que fueran) quedan solo en la mente, en el recuerdo.


...............................................................................

Me amanece a medio día, algo así como el amanecer de "la alpina", tambores batientes y un gran orqueston tocando tan fuerte que hasta los trombones y las tubas parecen estar amplificados.

Lanzas botellas gritando tu infelicidad. El mar lleva tus lágrimas a gente que, cuando ya estemos muertos tu y yo, solo podràn leer lo que està en el blog, y como en el blog solo està la parte triste, para el mundo este viaje que emprendiste conmigo no serà mas que otra historia de una vida llena de infelicidad y llanto.


...........................................................................

Siempre llegaba tarde por mí a la escuela, cuando ya no había niños, ni maestros, a veces ni siquiera los de intendencia; cuando ya había empezado el siguiente turno. Siempre a su lado me sentí fea, torpe, inútil.

.........................................................................

Tal vez realmente solo quieras mostrar ese lado triste, o tal vez me esté equivocando y no es "el lado triste", sino es la realidad en su totalidad.

El sol me durá muy poco, es el sol de hielo, breve, intenso, extraño. Un mundo excentrico, casi imposible, nuestro paisaje desentona con cualquier otra realidad.Nada empezó desde un origen comun, ni siquiera para nosotros. Todo nos fue como una huída, como embarcarse, como esconderse bajo el cielo de la tundra. Me sorprende cada despertar, cada mediodía es una verdadera fiesta. El problema es el tiempo de la hibernación.

..........................................................................

Hoy le agradesco demasiado... porque me hizo solitaria y rebelde, porque me dí por vencida y decidí no vivir para agradarla, ni a ella ni a nadie. Acepté vivir a parte del mundo, ser la niña rara y rechazada, y pagarlo con tristeza y hambre de ser popular y querida; acepté no ser como nadie ni divertirme jamás y a cambio me hice fuerte, inquebrantable, hostil, terca como una gata de calle. Leí toda mi niñez como enferma, sabía más palabras a mis doce que los jovenes de veinte; mis grandes platicas eran con adultos, supe que las reglas que seguían o quebrantaban todos no eran para mí, estaba más allá de ellas. Asimilé que la traición no existia sólo realidades alternas, no existía tampoco la mentira, solamente la omisión. Decidí serme fiel sólo a mí misma, rechazaría lo que deseara, aceptaría lo que quisiera. viviría a mi antojo, sólo que eso sería siempre y cuando estuvidera en la juridicción de mi mundo. El mundo público era otra cosa.

Tímida, inteligente, obediente, buena. Apasionada, buena, rebelde, buena, leal, buena. Verdadera, prometedora, iba ser la hija y sucesora perfecta. Por eso siempre siento que soy un fraude, porque la grieta entre lo privado y lo público me partió. Porque se reveló la falla, porque no supe al final de todo, y al principio de nosotros, quien era. Ahora creo que soy todo. Los dos polos, y eso es lo terribe, la diferencia de lo feliz que puedo ser, y lo desgraciada cuando el sol se oculta y queda un desierto de hielo que hace espantosa la hibernación: la temperatura baja, y toda la felicidad queda congelada, sólo se escucha el llanto del viento, y una soledad que ya no se puede acallar con libros. Ese es el problema amado sol.

Ese y que tengo que encontrar la manera de construir un iglú perfecto, que debo de andar más allá del frío, que debo aprender a no morir cada vez que se hace de noche.

........................................................................


Recopilaré la historia, te lo juro, la tendremos escrita antes de morir.

2 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Rayos!...¿porqué no vi este postum antes? Está personal para quien quiera verse al espejo...y prometedor para quien busca historias felíces, lo malo es cuando ya no se buscan las historias, porque se pretende que las historias se cuentan por sí solas.

Yo vengo a tu sol y no me parece frío, algo incisivo como las astillas del hielo quiza, pero frío lo contrario.

¿Será que nos parecemos?

Te quiero susanita

dèbora hadaza dijo...

yo también te quiero y me alegra que seas tu la primera persona que me comente este post. abrazo grande.