27/01/2009

a Raúl Martinez, Marcial García, y Manuel Díáz Ordaz


Los abuelitos son para burlarse, para corregirles las palabras maldichas y reirse un poco de sus ideas huecas; para hacerles travesuras y creer que se les engaña, para jugar con sus dientes falsos, para rellenarles los surcos de risas.

Los abuelitos son para 0lvidarlos, para quitar sus fotos de la sala, para sacar su voz del repertorio pero tararear sus canciones a escondidas, masticar sus frases imitando sus silbidos y buscar su calor pecoso cuando no se puede dormir.

Los abuelitos son para añorar el mole y el pan sopeado y hablar de nada en su divagar de mosca, en esa visita de fastidio de cada fin de año, en esa visita de buena obra, de ser muy generosos, de pagar la cuota de bondad anual. Son para decir que si tenemos madre, que no nos falta abuela, que somos de buena casta; para presumir como antiguedades caras, si le cuestan tanto a nuestros padres por lo menos que valgan la pena.

Los abuelitos son para citarlos cuando es de noche y tenemos miedo, cuando escuchamos su vos entre las sábanas y la culpa nos corroe; son para llorarlos en silencio porque a gritos se llora a un padre pero por un abuelo eso excesivo, cuando besar el retrato es inútil, no se sienten las arrugas, ni el olor a cuero viejo, y ya no se tiene ese gusto a leche amarga, sin esa respiracion que tiembla en la nuca. Siempre detesté sentir sus manos temblorosas, flacidas y duras como un arból de gelatina.

No importa ya, todo quedo muy lejos y me quedan pocos abuelos, sólo una y nunca la veo.

11 comentarios:

Amorexia. dijo...

Bravo! bravo de pie amiga!!!

Extraordinario texto, doloroso, culposo, huele a añejo y a humedad de piso de madera de casa de abuelos...

Saludos a deshora.

Tabita dijo...

Uno es más que cero. Un pelo tajante el final, aunque tus finales son con frecuencia tajantes... o yo estoy teniendo un deja vu... en fin, te quiero y estás perdida

the lines on my face dijo...

muy bueno... yo ya no tengo abuelos, pero extraño mucho a mi abuelita. Muchos abrazos

La Sibila de las sílabas sibilantes dijo...

El texto parece afable, pero en realidad no tanto. No porque los abuelos lo sean, es más que el tono es tierno pero el significado es desolador...

Yo tengo tres abuelos. Una es para contar historias, siempre que veo a la otra me imagino un poco a Úrsula Iguarán, y mi abuelo, es un viejito feliz que se compró un carro y una computadora, y bebe tequila los fines de semana

BEATRIZ dijo...

A mí la neta, es que me gustaba mucho hablar con mis abuelos y aparte de la dentadura postiza, nada me daba miedo de ellos, ni me desagradaba.

Tengo algunas cositas que valen la pena recordar de cada uno de ellos. No recuerdo que fueran aburridos, ni tengo culpas...aparte de no estar cuando murieron.

Lo que me hace añorar el mole es estar lejos de mi madre, ella es el símbolo del mole dulce, mi abuelo paterno de las leyendas de ánimas, mi abuelo paterno de la post revolución mexicana y añoranzas de arrieros, mi abuela materna de la salsa verde, mi abuelita paterna todavía vive y es símbolo del silencio reflexivo, y todos ellos son símbolos de infancia.
Las arrugas son superficiales, el alma no se arruga mujer.

Estoy en busca de fotos de abuelos, esas en blanco y negro pero no tengo ninguna.

Por cierto el texto tiene un tono picaresco...picara!

Me gustó la frase de "hablar de nada en su divagar de mosca"

Te quiero abrazar.

Te quiero

espejo dijo...

hermoso... yo lo extraño mucho al viejo pedro

Guffo Caballero dijo...

Sigo apantallado con "El Festín de los Gatos". Excelente escrito. Suerte en la prestentación.
Un abrazo.

Conciencia Personal dijo...

Figura emblemática los abuelos, qué sería de nosotros sin ellos...ser abuelo es volver a la niñez, sólo que con arrugas...

Un beso azul, monique.

dèbora hadaza dijo...

Amorexia: pos si reculposa mi situación, pero a la vez con ese tipo de culpa llena de decidia, como si algo de mi creyera que se trata de perder el tesoro para después llorarlo, :S changos que mal!!

Tábita: ja ja creo que si chica, siempre me gustan los finales tajantes, besos.

the lines on my face: muchos abrazos, y otros más en nombre de tus abuelos.

Samia: "El texto parece afable, pero en realidad no tanto. No porque los abuelos lo sean, es más que el tono es tierno pero el significado es desolador..." Andale chica, le atinaste, y que padre que tú si los aprovechas, saludos y abrazos y a ver si te veo en lo de los escritores seriales, bye

Beatriz alias Susana: ay que mal lo de extrañar el mole y a la mamá, yo tambien te quiero abrazar, te quiero.

espejo: simplemente: abrazo!!

Guffo: suerte para tí tambien y que lástima que estaras en Monterrey y no en DFS, ni modo a ver si luego te conozco, saludos!

Monique: jeje me gustó eso de la niñez arrugada jajaja, abrazos de todos colores y me gustan los besos azules, chauuu

ángel dijo...

Ha sido un hallazgo feliz, el de tu espacio, y el de la luminosidad de este sol negro ¿de la melancolía? Tersa prosa poética que agradezco.


Saludos...

Sarco Lange dijo...

Sabias líneas las que se derramaron de tu trazo, me impacta lo que has escrito y me demuele, yo no tengo abuelos, tengo a mi padre que es como mi hijo.

Un inmenso abrazo.
SL